Los hombres de verdad sí regalan flores

Los hombres de verdad sí regalan flores

Los hombres deberían seguir regalando flores a las mujeres. Huelen bien, dan felicidad y demuestran su amor, cariño o, simplemente, son un bonito detalle.

Hay quien cree que es una práctica anticuada, que en época de supuesta (o al menos más cercana) igualdad entre géneros, hombre y mujeres son iguales y las flores no tienen lugar.

Pero nada más lejos de la realidad. Aunque evidentemente hombres y mujeres tienen los mismos derechos y hay que demostrarlos por ambas partes en todos los ámbitos, alimentar las relaciones, tener pequeños detalles porque sí es esencial para mantener una relación viva y saludable.

A la mayoría de mujeres nos gusta que nos sorprendan y sentirnos queridas. Y eso es lo que hacen las flores. Simplemente es una forma de decir “pienso en ti cuando no estás”, “me importas” o “te quiero”.

Cuenta John DeVore en este artículo que él aprendió a tratar a las mujeres viendo cómo su padre trataba a su madre. Siempre le enviaba flores, chocolates o algún regalo, le cantaba en la calle e, incluso unas horas después de morir en el hospital, su mujer recibió un último ramo de flores de su parte.

Un hombre con un ramo de flores sí es un hombre de verdad. Puede que cuesten dinero, que en una semana ya no serán frescas, pero al menos ese día, aquella persona sabrá lo mucho que te importa.

Las flores dan felicidad, aportan bienestar y nosotros apostamos por ramos de flores actuales, para mujeres modernas, que aprecian los pequeños detalles en el día a día. Mujeres: dejad que vuestros hombres os regalen flores. No es anticuado, es una bonita forma de decirte que estás en su corazón.

¿Qué opinas tú? ¿Te gusta que te regalen flores de vez en cuando?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *