Origen y significado de los girasoles

Origen y significado de los girasoles

Heliotropo. Bajo esta extraña denominación, que recuerda más bien a un animal u objeto volador, se esconde una flor de una belleza y simbolismo singulares. Hablamos del conocido girasol, una planta simpática que se mueve buscado la luz solar y que ha sido protagonista de uno de los cuadros más caros de la historia de la pintura: Los Girasoles, de Vicent Van Gogh.

El girasol, conocido también con los nombres como mirasol, calom, jáquima, maravilla, trapolote o maíz de teja,  es una planta herbácea de carácter anual y pertenece a la familia de las Asteráceas o Compuestas. Su nombre científico es Helianthus annuus y es originaria de América (México y Perú), aunque hoy se cultiva en amplias zonas del mundo. La principal característica de los girasoles es su heliotropismo, es decir, su capacidad de girar buscando la luz del sol. De ahí viene su nombre; helio en griego significa sol y tropo quiere decir “volver”. El girasol es la planta que se vuelve buscando el sol.

El ritual de los girasoles empieza cuando el sol empieza a despuntar y se detiene cuando cae la noche. La planta inicia un movimiento giratorio siguiendo las agujas de sol, de este a oeste. Si vemos algún girasol que ya no realiza su característico movimiento es porque ha llegado a su madurez. Entonces la flor deja de girar y se  inclina hacia adelante hasta acabar su ciclo vital.

El girasol tiene múltiples cualidades. Además de ser un elemento ornamental, de sus semillas se extrae aceite para consumo humano y uso industrial. Las famosas pipas de girasol se consumen generalmente tostadas; son ricas en hidratos de carbono y proteínas y se utilizan también para crear harinas, pienso para animales y combustible biodiésel. La planta llegó a España en el siglo XVI de la mano de los colonizadores españoles que pisaron las Américas. El primero de ellos en apreciar su valor fue Francisco Pizarro.

¿Cuál es el significado espiritual de los girasoles?

La flor del girasol ésta envuelta de simbolismos, empezando por su estructura. La denominada “inflorescencia en capítulo”, donde las diminutas flores y posteriores semillas  se distribuyen formando un círculo perfecto, sigue el modelo de la espiral de Fermat o espiral parabólica. Eso le otorga un poder mágico que se asocia al cosmos,  la inmortalidad, la evolución, el crecimiento personal y la conexión con lo divino.

Pero buena parta del simbolismo del girasol tiene que ver con su heliotropismo o búsqueda constate del sol. En términos espirituales, ese movimiento representa una búsqueda de la luz  y una necesidad de absorber las buenas energías. Para los chinos, la flor simboliza la buena suerte, la salud y la felicidad. El color amarillo  aporta vitalidad y es, en suma, una representación de vida que suele trasladarse a los tatuajes. Por eso comprar girasoles es siempre una decisión acertada.

El color amarillo se identifica con el chakra del plexo solar y se asocia también a conceptos como el amor incondicional, la amistad y la fidelidad. En algunas culturas es símbolo de fortuna y riqueza.

El significado de los girasoles en función el color

El girasol más conocido es de color amarillo, pero hoy en día se cultivan híbridos en los que los pétalos aparecen  teñidos de otros colores,  como el burdeos o morado, el blanco, los tonos anaranjados o el rosa. Comprar girasoles de colores puede ayudar a expresar sentimientos o crear un  clima propicio para conseguir determinados objetivos.

  • Girasoles amarillos: denotan vitalidad, energía y alegría, las cualidades que atribuimos al sol.
  • Girasoles blancos: simbolizan el amor puro y la esperanza y se asocian a un estado de tranquilidad.
  • Girasoles rosas: representan cordialidad, simpatía, bondad y ausencia de mala fe en las acciones.
  • Girasoles morados: se asocian a los encuentros sexuales.
  • Girasoles anaranjados: el naranja es una combinación de la alegría del amarillo y vitalidad del rojo. Por tanto, expresan entusiasmo, creatividad y éxito.

¿Por qué regalar girasoles a domicilio?

Regalar flores es siempre una decisión acertada porque es poner en manos de un ser querido un trocito de naturaleza y vida. Pero regalar girasoles es algo más; es como decirle a una persona que es nuestro sol, nuestra guía o nuestra fuente de energía.

Obsequiar con heliotropos en persona es un detalle que siempre funciona pero, si queremos sorprender de verdad, la mejor opción es enviar girasoles a domicilio. Oír que llaman a la puerta y recibir un ramo inesperado comporta una emoción mucho mayor. Los girasoles en particular, son plantas impactantes por su colorido y por el gran tamaño de su flor; transmiten buenas vibraciones y aportan un toque estético y optimista a cualquier rincón. Además, se adaptan perfectamente a cualquier tipo de decoración, ya sea de líneas modernas o de carácter más clásico.

Pero, aparte del efecto sorpresa, otra ventaja de regalar girasoles a domicilio está en la comodidad. Las floristerías online se han convertido en un aliado perfecto para las personas detallistas y para todos aquellos que desean comprar un regalo perfecto sin necesidad de moverse de casa. Además, los catálogos muestran fielmente la composición del ramo, con fotografías que se ajustan a la realidad.

Los precios y la eficacia en el sistema de reparto son otros puntos fuertes de las tiendas de flores online. El ramo de girasoles llegará al domicilio en la fecha deseada y en un perfecto estado de conservación.

Girasoles y rosas: la combinación perfecta

Un ramo de girasoles llama la atención por sí mismo sin necesidad de añadirle demasiados elementos. Sus tallos altos y el gran tamaño de la flor le aportan un enorme poder ornamental, aunque elijamos variedades algo más pequeñas.

Pero si queremos integrar a la composición otra flor cargada de simbolismos, la mejor opción son las rosas. Un ramo de girasoles amarillos y rosas rojas, es un regalo perfecto para alegrar el día. Con ello le estamos diciendo a la persona que es nuestro amor y el sol que nos ilumina cada día.  Para completar el ramo, podemos añadir astromelias, esas bellas flores multicolor que simbolizan la amistad duradera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *